Ella.

La observé a lo lejos y sabía que era diferente. Su cara, su expresión…
Tomé mi cámara, tenía un 90mm a ƒ/2.8 y solo tomé 3 fotografías, esperaba que al menos una hubiera salido bien; foto uno, foto dos, foto tres… la tenía; el foco estaba perfecto y en mi mente pensé que se vería mucho mejor en B & N.
Llegué a casa, revelé la foto y la convertí a B & N; aquel primero de enero de 2009 hice una de mis mejores fotografías a la fecha.

Ella
Hace 6 años la “conocí”, y esa dama cambio mi vida.
No sé su nombre, su edad o si todavía este con vida. Solo recuerdo su gorro de colores y esa expresión.
Alguien que no conozco ha hecho de mí una persona diferente. Cada que siento que las cosas se salen de control o que no tengo “lo que merezco”, la recuerdo. A sus 80 y tantos o quizá más y trabajando para ganarse unos pesos, quizá, para solo poder comer. El ejemplo perfecto de que la gente más extraña nos puede inspirar a ser algo más, a ser diferentes. Ella.
Hoy, donde quiera que este y sé que esto no lo leerá; le agradezco infinitamente por haberme permitido observar un pedacito de su alma.

Los números de 2014

Y como cada año…

Gracias a todos por dar clic y observar mis fotos.
Gracias por su buena vibra en los proyectos.
Gracias por leer estos posts kilométricos.

A los que pude ver en persona este año, gracias por compartir su tiempo conmigo, por todas las risas y alegrías, nada es mejor que eso. Espero que el año que viene sea mejor y pueda verlos más tiempo.

A los que no pude ver tanto como quisiera o de plano no pude, ojalá nos demos un tiempo y vayamos a comer o a tomar unas fotos.

A ti, mi dama, gracias por hacer este cierre de año uno de los mejores en mucho tiempo.

Y de nuevo; gracias.

Por aquí les dejo el bonito resumen del blog.

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 12.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 4 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Usando una Lumix, 2014.

Por tercer año consecutivo asistimos a documentar la cosecha del maíz para Historias del Campo. Este año había una plaga de ratas y días antes había caído una “helada” que es un fenómeno climático que consiste en un descenso de la temperatura ambiente a niveles inferiores al punto de congelación del agua y hace que el agua o el vapor que está en el aire se congele depositándose en forma de hielo en las superficies y el maíz o las plantas suelen “quemarse” por lo que este año se adelanto la cosecha por un par de semanas. En una de las fotografías podrán observar el maíz y el deterioro que está teniendo por todos los factores de años pasados y la plaga.
Esta nueva etapa arranco con el patrocinio de Lumix Club México quieren amablemente nos cedieron 2 cámaras y 4 lentes, los cuales fueron:
– Lumix GX7
– Lumix GM1
– Panasonic Lumix G 20mm ƒ/1.7 II
– Panasonic Leica DG Summilux 25mm ƒ/1.4
– Panasonic Lumix G Vario 12-32mm ƒ/3.5-5.6
– Panasonic Lumix G Vario 14-140mm ƒ/4.0-5.8 10756015_574379052692901_2105576675_n
De nuevo y como el año pasado solo destacaré algunas de las especificaciones técnicas de cada cámara, pero les proporcionaré un enlace por si desean leerlas más a fondo.
La GM1 es la cámara más pequeña que he usado, pesa nada más y nada menos que 204 gramos con batería y tarjeta, el cuello lo agradece. En su interior este pequeño monstruo alberga un sensor Live MOS micro 4/3 de 16 megapíxeles, un ISO de 200 a 25,600, tira fotos en RAW, con pantalla táctil, enfoque por contraste y una velocidad de obturación de hasta 1/16,000.
LA GX7 por otro lado es una cámara más acorde a otras necesidades (profesionales, sin ningún problema); también con un sensor Live MOS de 16 megapíxeles y un bonito diseño retro, cuerpo estabilizado, mismo rango de ISO de la GM1 (de 200 a 25,600), pantalla abatible, zapata para flash, visor electrónico (abatible), RAW y 1/8000s en velocidad de obturación.
Ambas cámaras graban video en Full HD 1920×1080 a 50p, 30p y 24p.
Durante el viaje, pensé por un momento que utilizaría más la GX7 por su tamaño, pero no fue así. La GM1 con el lente 12-32mm se volvió mi compañera en la sesión de Historias del Campo.
La GM1 posee uno de los LCD más nítidos que he podido utilizar, sus colores son fieles a lo que sacaba, excelente autofoco y más con la pantalla táctil, podías controlar el foco a tu gusto y eso me agrado bastante.
La autonomía de la GX7 no me convenció ya que después de un par de horas, quizá tres, la batería estaba casi agotada, no sé si se cargo mal o en realidad dura tan poco tiempo. Su autofoco es excelente, de verdad, responde a la perfección a aperturas grandes. Su visor simplemente no me convenció y termine por usar el live view y supongo por eso la batería se descargo tan rápido.
Los RAW de ambas cámaras de nuevo son excelente, no me di a la tarea de bajar perfiles de color para Lightroom o quizá simplemente no los haya (ojo a eso Panasonic) pero sería excelente que existieran perfiles para Retrato, Paisaje, etc.El Panasonic Lumix G Vario 12-32mm ƒ/3.5-5.6 me sorprendió con creces, quizá le falta nitidez en las esquinas pero nada que no se pueda solucionar, se “abre” expandiéndose por lo que es muy ligero y portátil, responde muy rápido y es raro que pierda el enfoque.15242203383_2db6eef78c_b 15859874991_f37218ce94_bP1330077El rendimiento del nuevo Lumix G 20mm ƒ/1.7 II es mucho mejor que su antecesor, lo noté mucho más nítido en las esquinas.
Los colores como mencioné son cálidos y reales. P1250495El Leica DG Summilux 25mm ƒ/1.4 es muy bueno, pero a mi parecer deja un poco que desear, prefiero el 20mm, quizá por lo ligero, es cuestión personal.
Algo que me convenció y mucho fue la sincronización. Tomé mi Pocket Wizard y sin más disparé a 1/250s, pensé “no tiene espejo, debo de poder sincronizar a más velocidad” y lo hice, 1/500s, 1/1000s y hasta 1/2000s sin ningún problema.
La foto de Raúl es a plena luz del día por lo que con tanto sol las sombras bajo su sombrero no eran agradables, por lo que tener un par de luces en el campo y poder sincronizar a esas velocidades sin un transmisor especializado, se agradece. La foto que les comento se hizo con el lente Leica DG Summilux 25mm ƒ/1.4, a ƒ/11, ISO 200 y… 1/500s sin necesidad de Pocket Wizards de alta velocidad.Captura de pantalla 2014-11-28 a la(s) 21.48.12Y he aquí el resultado: P1250775 De nuevo; es irreal ver el tamaño de esta nueva oleada de cámaras de Panasonic y ver que la calidad no está a la par con su tamaño, el pequeño monstruo de la GM1 es ideal para todo tipo de aventuras; sin problema la llevaría a algún viaje ya que su calidad es excelente. La GX7 es ideal para fotografía callejera, con la nueva versión del 20mm ƒ/1.7 el enfoque es más fiel y sentí el lente un poco más (sí, todavía más) liviano.
La GM1 al lado de una D7100. 10755787_794709983922263_1301466885_n En fin, la experiencia del uso de ambas cámaras me volvió a dejar muy satisfecho, la GM1 la pude utilizar en fotografía nocturna y su ISO 1600-3200 es bastante impresionante y la GX7 me encanto como cámara del día a día o para fotografía callejera.
Agradezco a la gente de Lumix Club México así como a Mario González de Pasa la Voz por proporcionarnos equipo en esta nueva etapa de Historias del Campo.
Y como el año pasado, a continuación las fotografías del detrás de escenas: Primero, @padre_de_todo aka Alfredo Padilla. Por aquí tiene su sitio: flickr e instagram. IMG_0575 IMG_0550IMG_0681IMG_0599 IMG_0811  IMG_0819 IMG_0982 IMG_0983IMG_0986 IMG_0989 IMG_0990 IMG_0991 IMG_0992 IMG_0995  IMG_0998 IMG_1019 IMG_1020  IMG_1022 IMG_1023 IMG_1024 IMG_1069 IMG_1071 IMG_1075 IMG_1077 IMG_1080 IMG_1081 IMG_1214 IMG_1259 IMG_1261 IMG_1267
 IMG_1281 IMG_1284 IMG_1287 IMG_1289 IMG_1293 IMG_1347 IMG_1568  IMG_1571  IMG_1578 IMG_1580  IMG_1584 IMG_1593 IMG_1596_mod IMG_1612 IMG_1613 IMG_1614 IMG_1615 IMG_1616 IMG_1620 IMG_1621 IMG_1622 IMG_1623 IMG_1626 IMG_1627 IMG_1628 IMG_1629 IMG_1630 IMG_1631 IMG_1632 IMG_1664  IMG_1668  IMG_1670Y las fotos de @bluetterrfly aka Gaby, pueden checar su flickr o su instagram.DSCN8262DSCN8266 DSCN8277 DSCN8279 DSCN8281 DSCN8282 DSCN8283 DSCN8286 DSCN8288DSCN8289 DSCN8290 DSCN8294 DSCN8295 DSCN8297 DSCN8365 DSCN8366 DSCN8368 DSCN8376 DSCN8377 DSCN8379 DSCN8389 DSCN8392 DSCN8395 DSCN8399 DSCN8400 DSCN8407 DSCN8408 DSCN8418 DSCN8425 DSCN8298 DSCN8299 DSCN8302 DSCN8304 DSCN8309 DSCN8312 DSCN8313 DSCN8314 DSCN8315 DSCN8318 DSCN8319 DSCN8320 DSCN8323 DSCN8324 DSCN8325 DSCN8326 DSCN8327 DSCN8329 DSCN8331 DSCN8332 DSCN8335 DSCN8336 DSCN8337 DSCN8364 DSCN8354 DSCN8353 DSCN8362 DSCN8361 DSCN8352 DSCN8351 DSCN8360 DSCN8359 DSCN8350 DSCN8348 DSCN8358 DSCN8357 DSCN8345 DSCN8344 DSCN8356 DSCN8355 DSCN8342
Y por acá las fotografías de @bubbles_mojo aka Marlene. Aquí pueden checar su flickr.

DSC_0008 DSC_0012 DSC_0027 DSC_0049 DSC_0068 DSC_0070 DSC_0073 DSC_0077 DSC_0082 DSC_0086 DSC_0098 DSC_0100 DSC_0103 DSC_0105 DSC_0108 DSC_0116 DSC_0119 30 29 28 27 26 25 23 16 14 10 4 2 1

Del karma y la maia.

Dicen que la espiritualidad no es una religión y que cada quien define en quién o en qué creer.

En la India predomina el hinduismo y el budismo y de ellos derivan dos símbolos en sánscrito que me han guiado desde hace bastante tiempo y son कर्म y माया o bien karma y maia o maya (ilusión).

El karma todos lo conocemos, o sabemos qué es; en mi definición es que para cada acción, una consecuencia; para cada causa, un efecto y con cada acto, cambiamos nuestro mundo.

Los pensamientos, las palabras y las acciones, tanto propias como ajenas (cuando nosotros las motivamos) nos condicionan para bien o para mal y tarde o temprano las consecuencias de dichas decisiones estarán frente a nosotros; hoy, mañana, en unos años o en otra vida.

La maia es un poco más difícil de describir pero no imposible. Básicamente, todo lo que vemos, es una ilusión. Lo defino como el mundo material, no es que sea irreal, es que nosotros lo llevamos a ese concepto de deseo material y nos atrae; pero nada de eso es permanente, va a cambiar y todo se desvanecerá algún día; hoy, mañana, en unos años o en otra vida. Pero también aplica a todo lo que nos rodea, como el amor.

En una platica que tuve salió ese tema, comenté que mis sacrificios son hacer a un lado a esa niña que me gusta ya que me quería enfocar en mi carrera y de momento no era necesaria una relación, o al menos, eso creía; de pronto un “sabio” me dijo: “no Luis, no es necesaria una relación en nuestras vidas, una mujer no llegará a llenar ese vacío o a ser tu salvación, me doy cuenta que eres alguien solitario, pero a veces se necesita a una mujer a tu lado, alguien con quien compartir tu día, alguien que te abrace y sonría de tus logros, que se enorgullezca de lo que haces, que ría contigo y de ti, que sea tu amiga y tu confidente, que puedas soñar con planear una vida juntos; no es necesario, lo dices, pero puedo ver en tus ojos que lo extrañas o lo quisieras tener”; no sé qué hizo para saber eso y no pregunté, pero aquel “sabio”, tiene 17 años.

La plática se torno más personal, Historias del Campo apareció y de pronto 17 personas que en la vida había visto me escuchaban hablar del proyecto. De sus inicios, de los participantes, de los sacrificios, de las discusiones, de las alegrías y sobre todo de lo que esta creando a su alrededor, de como poco a poco ha cambiado un par de vidas, de las sonrisas de un desconocido, de como un conocido se volvió un amigo y una infinidad de momentos que guardo en mis pensamientos y corazón. Ellos escuchaban atentamente y solo de pronto hacían preguntas al azar sobre mi familia, mis amigos y mi manera de ser.

De pronto Jerath se levanto, tomo la palabra y me dijo unas palabras que me han llenado como nunca, fue algo así: “Luis; creo que en tu país y quizá en cualquier otro, la fotografía o el arte en general, depende de gente creativa y con nuevas ideas, que este dispuesta a creer en ese sueño; si el artista desea llenarse de dinero y gloria, no tiene cabida aquí, no lo necesitamos porque buitres así, existen en todos lados; cuando tu familia es lo primero que mencionas y cuentas a tus amigos con los dedos, sabemos la clase de hombre que eres; tu mujer debe de estar orgullosa de ti, no lo dudo; tu integridad, tu humildad y tu alegría con la gente que conociste y con la gente que no conoces, te define, se nota en tus ojos y si me equivoco, mientes muy bien, -risas- pero no lo creo… tu sencillez o humildad, aunado a tu inteligencia y talento te hacen un buen hombre, tu luz y tu buen karma nos dicen que vives de acuerdo al dharma; en tu blog dices algo que pensamos es tu mantra y dice que “todo cambia y todo se transforma, solo que las cosas llevan su tiempo”; sigue ese camino, námaste.”

El día cerró con un patrocinio más, Historias del Campo está con todo, de tres patrocinadores van tres; pero más allá del apoyo y la buena suerte, me quedo con las palabras de un desconocido.
Horas después, mirando una estatua, sintiendo una brisa y un momento muy personal; algo paso, algo cambio… solo respire profundamente y simplemente me volví a sentir libre.

Momentos.

14798852888_99301146fa_b A todos nos define un momento en nuestra vida, lo sabemos después de experimentarlo.

Nuestro primer excelente en la escuela, nuestra mejor fotografía, la primera publicación, la sensación del primer beso, cuando sabes que te enamoraste de esa niña inalcanzable o la primera vez que decimos te amo… esos momentos nos definen; crean lo que somos y dan pauta a lo que seremos.

El próximo 15 de septiembre, Historias del Campo cumple 2 años de su creación, hoy, 8 de septiembre, espero de inicio una nueva etapa, esta semana se define el rumbo que tomará con los patrocinadores que han creído en el proyecto y espero lo sigan haciendo.

Aquella sencilla idea, tonta como dijeron algunas personas, irreal como dijeron posibles patrocinadores; esa idea ya es internacional y ya dio un pequeño y firme paso para irse creado un nuevo camino. Al ritmo de Closer de Travis se me llena la cabeza de ideas, de locuras y de todo lo que quiero hacer con este proyecto. ¿Cambiar la conciencia del mundo?, lejano, más no imposible. ¿Cambiar la conciencia del país?, difícil, más no imposible. Pero… ¿cambiar una vida?, damas y damos; eso, no tiene precio y hoy lo sé. Hace poco en un tweet hicieron mención a El Principito; tenía 7 años cuando leí el libro por primera vez, un párrafo, si no mal recuerdo en el capítulo 21, decía así: •

Es el tiempo que has perdido en tu rosa lo que hace a tu rosa tan importante.

Hoy, Historias del Campo, es mi rosa y no hay nada ni nadie más importante para mi en estos momentos. Todo a lo que le sea dedicado su debido tiempo y esfuerzo, tendrá éxito. Hay que soñar en grande, pero esperar mucho más.